miércoles, 10 de abril de 2013

Madre. Lo sé .



Agueda. Madre:
Lo sé, Ahora lo sé.

Madre.
Patria de mi sangre .

Sigo siendo el hombre
 que siempre has querido.

Tan solo ese hombre
que me hiciste ser.

Madre quiéreme.

Ese hombre ambiguo,
como todo hombre.

Masculino a veces,
mudo en la vejez.

Como fue mi padre.

Me muero con él.
Como un hombre digno.

Lo sé. Ya lo sé.

Madre.
Bendito tu nombre.

Tu nombre es mi aire.

Agueda. Mujer.
Agueda. Mi madre.

Si te olvido un día
 se que moriré.

Madre.
El  nombre mas bello
 que jamas oiré.

Sangre de tu sangre.
Hombre de mujer.

Si lo olvido un día 
se que moriré.

De tu sangre alegre
 mantengo la pena.

Lagrimas de nombres
con tanta mujer.

Si el vientre no es tuyo
el nombre no es nada. 

Agueda, mi madre,
¿a quien nombraré?.

Lo sé. Ya lo sé.

Lo sé ,Madre,
ya me lo dijiste.

Madre, soy el hombre
que mantiene el ser.

Tras tus ojos busco
lo que de tus ojos
he querido ser.

Pero, Madre muerta. 
Si ya no te tengo
 ¿a quien amaré?.

Si no estas conmigo
no se a quien querer.

Sin ti estoy tan solo
que me moriré.


Juan Barroso

Barcelona a  1o de abril de 2013.




3 comentarios:

ñiñi dijo...

A estas horas de la mañana no se me puede hacer llorara a moco tendido. Preciosa ,besos tu hermana.

Juan barroso dijo...

Lo he escrito despues de leer un poema de Gongora.
Me llamaron la atención dos versos:

POR EL ALMA DE MI MADRE
QUE MURIO SIEMDO INMORTAL.

Los recordarás de la canción de Paco Ibañez "Dejame en paz amor tirano"

Empezaba asi:

Ciego que apuntas y atinas,
Caduco dios, y rapaz,
Vendado que me has vendido,
Y niño mayor de edad,
Por el alma de tu madre
—Que murió, siendo inmortal,
De envidia de mi señora—,
Que no me persigas más.
Déjame en paz, Amor tirano,
Déjame en paz.

Juan barroso dijo...

Si Luis de Gongora escribe esto en 1580, bien poco lo podría yo mejorar a estas alturas. .
Por eso no lo intenté.