lunes, 30 de diciembre de 2013

No necesito el color

No necesito el color
para soñarte.
Si mi pena se deshoja
te represento desnuda
de adornos y colores

Cuanta menos luz
más brillas en tu ausencia.
En un negro luminoso
un discreto gris
me orienta tus caderas
donde el ancla de mi pena
fija mis sueños
y permanece dormido
dolor, color. Sueños y penas
dibujan tus contornos
sin adornos ni colores.

Para soñarte
me basta el negro
no hay negro
más luminoso que mi pena..

Juan Barroso
30 de diciembre de 2013


domingo, 29 de diciembre de 2013

¿Que qieres que te diga?

¿Que quieres que te diga?
Se repite el sueño.
Un ser, siempre lo mismo,
una boca perdida,
condenada al infierno.

Y es simpre lo mismo.
¿Que quieres que te diga?

Que se pierden las horas
rebuscando el cariño
de una boca dulce
en un container nuevo.

Y siempre es lo mismo.
¿Que quieres que te diga?

La luz es el lienzo,
y de fondo el negro,
  de rojo mi voz
sin que sea tu dueño

Y siempre es lo mismo.
¿Que qieres que te diga?

domingo, 22 de diciembre de 2013

A unos pasos por detrás. Juan Barroso.



Camino unos pasos por detrás,
os sigo a lo largo del  sendero
y confio en vosotros,
con la certeza que sabeis
hacia donde va esta luz,
donde termina la tarde.

Quiero adelantar la mirada
unos pasos por delante,
el movimiento se detiene
y todo se reduce 
y se precipita a un solo punto.

Los que van delante
caminan dos a dos,
a veces hasta son tres
cuando empujan 
ensillados a sus heridos.

Es una guerra sin guerra
la que deja estos cuerpos
tullidos en el humbral
de una puerta
que aunque no veo
intuyo desde lejos.

Los perros de un poblado invisible
se presienten roncos
cuando va despuntando el alba,
durante toda la noche
el sol no se ha ausentado 
y el ruiseñor sordomudo
no ha cesado en su lamento
mientras  el aguila imperial
en su nocturna cacería
sacude el polvo de su mortal ala.

Y la noche continua
con su negrura horrenda
como un día largo y negro.

Camino unos pasos por detrás
confinado mi cerebro
en estos  cinco sentidos
prisión de infinitos circulos
estrechos  en esferas rojas
donde el corazón  arde
hasta que el olvido
consuma lo vivido.
 
Cuando termina la noche
una brillante sombra amance
como la nube pestilente
de un lejano matadero.

Los que vais delante
caminando dos a dos
os cogeis de la mano
para matar el miedo
que va matando en silencio
las noches y los días
siempre son iguales
en la noche los suspiros
secando las lagrimas
el día va pasando.

domingo, 8 de diciembre de 2013

¿A dónde vas? Poema de Juan Barroso.

imagen de: http://darkfal92.blogspot.com.es

¿A dónde vas  fuego helado
saltando de boca en boca
desglasando en tus hogueras
los  frios del alma sola?

¿A dónde vas a estas horas?.

En el filo de la idea
dos alas de mariposa
que sin orden aletean
siempre buscando una boca

¿Que buscan las almas solas?

En los rios de la sangre,
savia de viva amapola,
dos corazones se funden
y las almas siguen solas.

¿Alma, que hogueras añoras?

A la entrada del inverno,
sin dios, sin patria ni boca,
sin presencia de tí misma
y en tí misma sola sola.

¿A dónde vas fuego frio
saltando de boca en boca?

Juan Barroso
7 de diciembre de 2013.


lunes, 30 de septiembre de 2013

Luna de Agosto. Poema. Juan Barroso

LA LUNA DE AGOSTO.

La luna de agosto la viví a deshora.
El tiempo llegó justo con la muda.
Mi lana se cae, el amor es otro.
El esquilador ya no viene con una guadaña.

A mi pelo cano la luna le puso
en esa mañana, sonrisa burlona
por detrás un guiño de complicidad cercana.
Tomadura de pelo de viejos amigos.

"Un tu y yo", entre nosotros,
me dijo.
Sabemos, Juan, hacia donde vamos
de donde venimos.

Y dijo la luna: "Te daré un mañana".
Es tiempo que basta para vivir mil vidas.
A la mariposa le doy menos tiempo que a tí
 para descubrir la ausencia de no ser gusano.

Y ya ves. Ahora no te quejes.
Un año es eternidad
para la melanogaster,  mosca del vinagre..
Y tu, Juan, mucho más no eres.

Y la luna de agosto
desde el ad-darve miraba.
Camino de rondas. Y Cáceres dormía
mientras que tu no miras.
Yo me miro en ella.

¿Te ha valido la pena  esta vida breve?.
Tu has sido tocado para tanta gloria.
La gloria  de ser en la eterna Nada.
Para tí será el tiempo que sobra,
y que Materia alumbró con tanto artificio.

Y lo encontrarás Todo  en la eterna Nada.
Volverás a ser quien fuiste  antes de nacido.
Antes de nacer ya lo fuiste todo
en la  eterna Nada.

Volverás a ser en tu misma Nada,
el eterno Ser que no ha sido Nada.
La Luna me amaba..


Juan Barroso
Septiembre de 2013

domingo, 29 de septiembre de 2013

Mujer. Dibujo. Juan Barroso

Mujer
dibujo 
Juan Barroso
1975

NO VUELVAS A QUERERME. Poema. Juan Barroso

NO VUELVAS A QUERERME.


Él la miró a los ojos, la beso sencillo.
Respiró despacio,
con voz arrastrada
apenas le dijo:
sólo espero....
que ya no vuelvas a quererme.

Él moría
cuando en la distancia dice:
"vuelve por favor",
"te necesito".
Le rusultó siempre dificil
entender 
que querian decir:
Te amo,
            te quiero,
                           te necesito.

Y leyó tratados
en lenguas afectivas.
Él de lejos sabe
que nunca ha sido amado.
No era el tipo galán
seductor de mujeres.
Y lo quiso ser ,
sabia que a ella
le gustaba ese tipo.

Cuando él le decía
                              "te amo"
ella respondía un
                              "yo también".

Y ella, por honesta,
jamas dijo "te amo".

Oyendo el "yo tambíen"
su alma era la voz
tonor  de un grillo
y cantaba en verano,
con ajena alegría.

Cantaba.
Simplemente
cantaba
para envidiar a otros grillos.
Alguna vez,
recuerda con tristeza,
que la escuchó decir "te quiero"
seguido de un
"vuelve a mí, te necesito".

Y comenzó a escucharse
en el canto hueco
de los otros grillos.
El coro de los grilos
que cantan a la luna.
Comenzó a distinguir
su voz entre los ecos
y comprendió que el suyo
 era, como no,
canto de grillos.
Negro, oscuro.
Amor de grillo.

Le dijo adiós desde el anden,
había llegado a fin de recorrido.
Ella debía continuar,
seis paradas le faltaban
para llegar a destino. 

Ella vivia mucho más lejos
no compartian metas
los desunía el destino.
Y él pensó y caminó solo,
con la mano en los bolsillos:
Espero que no vuelvas a quererme.
Y sin querer Amor, te necesito.

Juan Barroso
29 de septiembre de 2013

lunes, 5 de agosto de 2013

Apenas se leer por eso escribo. Juan Barroso


Apenas se leer por eso escribo,
cuando amaso letras en palabras,
en cada trazo veo como se forma una criatura.
Por ejemplo; la paloma comienza siendo paz
saltando después del palo hasta la loma.
Y alfinal es como tú, dulce paloma.

Poco a poco, en la doblez de la tinta,
se conforman las luces de tu cuerpo,
dibujado el deseo ya eres figura
pero aun te falta el necesario movimiento
que te lleve a la acción que yo no leo.
Porque apenas se leer, por eso escribo.

Después, en el verbo, todo se sustancia,
y en mi torpe grafía cobras vida.
Puedes zuzearme timida en arrullo
y abandono el reglón en la caricia.
O vuelas libremente al altozano
o dulcemente come de mi mano.
Es el tiempo verbal lo que me pierde.

Si volaste ayer ya no hay consuelo
solo ausencia de amor en este día,
si mañana volarás, como me temo,
tu dulzura de hoy es peor duelo
saber que mañana solo serás poesía.

Porque apenas se leer por eso escribo,
cincelando en cada letra mi agonia,
al no haber podido leer lo que decian
tu boca de grana y tu piel morena,
junto  palabras hermanas de la pena
para  dar vida en un poema
al desastre interior de mi caligrafía.

Apenas se leer por eso escribo
fijando en la palabra tanta pena.


 

viernes, 2 de agosto de 2013

Ajeno a todo. Juan Barroso


Ajeno a todo.

Desde aquí, ajeno a todo,
donde todo es la nada,
mi reloj de arena
se quedó sin tiempo.
El latir del cuarzo
me retrasa el ego,
ya no importa si aun soy
o en tu ausencia he muerto.

Y duermo despierto
en las horas densas
de la rígida arteria,
del amor sediento,
sin que avive el aire
la prolongada espera,
el pensamiento queda
tan ajeno a todo.

Cegadora es la luz
donde la luz no llega.
La ausencia es tan vieja
que parece invento.
Cuando el beso se piensa
se sabe mentira
si los ojos se buscan
y azar los retira.

Porque no hay dos caras
en una moneda.
Ya seco el glacial
la pasión se apaga
y de luz los años
que emana esa estrella,
cuando a tí te llegen
no valdrá la pena
maquillar los huesos
que seré mañana.

La palabra no vale
más que este poema.
Para abrirse paso
en las horas muertas.
En medio de nada
tan ajeno a todo
no valdrá la pena
si el beso se piensa.


 

martes, 23 de julio de 2013

Te esperaré. Juan Barroso.

Oleo: Jaime Picazo Garcia.

Te esperaré detras del último latido
allí donde todo lo amado se eterniza ,
ni tu ni yo tendremos que jurarnos nada,
el silencio nos dirá lo que el olvido dijo.

Es un rincón del agrado de las musas,
lugar donde besos no riman con poesía,
como orillas de cristal la luz del día
se oculta debajo de tu blusa,
igual que el sol el último verano.

No es un triste lugar para los tristes,
los alegres le llaman la otra vida,
no es peor que aquel de donde vengo,
eternidad he sido antes que carne,
mucho anterior a todo lo creado.

Antes de ser este ser que ahora no soy
compartí contigo, que aun no eras,
la infinita brevedad de lo increado,
tu bajabas los ojos que serían
cegadores del sol aun no nacido.

Si hubiera podido haberte dicho Amor,
Abrazarte antes del primer latido,
antes que el amor se envileciera
en este mundo material al que vinimos.

Apesar de todo no pierdo la esperanza,
te esperaré detras del último latido,
donde todo de nuevo se eterniza
y no tendremos que jurarnos nada,
el silencio te dirá si nos quisimos.

Juan Barroso @2013.

viernes, 19 de julio de 2013

Algas y más algas. Juan Barroso

Algas y más algas
y el alcohol y el tabaco
y una mangera infinita
de tristeza amarga
y negra entre las manos.
en un mar sin agua.
Sobre todo algas.
Algas de voz sobre la boca
algas en los pies,
tardes con algas,
y sonidos de algas
con la tarde a mis espaldas,
como una campana larga.
Una tarde de algas y más algas.
sinceramente larga.
Contigo y el reloj que no tengo,
y el retraso expres
de una ciudad detras
y el supermecado en frente.
Sobre todo sobra gente.
¿Como decirte mi estado?
Que estoy aquí,
en esta tarde larga,
una tarde de algas y más algas.
Amarga tu voz junto a la boca
en ausencia de miel
sobre todo si callas
y tu silencio son algas
sonidos de algas y más algas.


Juan Barroso @1977
 

Un vacio de poeta. Juan Barroso


Un vacio de poeta
cuando mira el papel
esperando a que el verso
le comience a llover.

Y la lluvia no llega.

De lo no vivido
¿que te puede contar?
tan solo lo leido
de algún otro poeta
que a su vez leyó
a un tal de Santillana.

Sin conocer serrana
¿que te puede decir?

Un poeta ordenado
que cosecha palabras
y las cuida y las labra,
y las pone al mantel.

Con el verso servido
el poete se piensa
más allá de la rima
¿que te puedo ofrecer?

Que no escribo poesía,
yo no tengo palabras,
que pongo sobre blanco
lo más negro del alma.

Mi temor de poeta
yo te puedo decir
que sobre mi ha llovido
todo Lorca una tarde
y este corazón cobarde
¿que te puede decir?

Juan Barroso @ 2013

lunes, 15 de julio de 2013

Pinar en Cáceres. Juan barroso


Pinar en Cáceres

Sobre el pino talado
abrasada al amor
de este verano
tu, incienso de piña

da por bueno el pasado
resina de invierno
abandonada a tu suerte
buenos  fueron los días


bella y vacia
sobre el tronco
descansa
ya todo ha sido

una entrega al amor
tu ya te has dado
ya todo ha sido
yo te he encontrado

me he mirado en tí
en tí me reconozco
ya mi tronco talado
me ofrezco a la carcoma
que enferma al pino

embelleciendo la imagen
de lo que ha sido
te tomo como amiga
soñando tu perfumen
en ti me anido.

Pinar en Cáceres
y arbol dormido
tu semilla  oscura
¿donde ha caido?

da por bueno el pasado
lo que será no ha sido
sobre el tronco descansa
ya todo ha sido.


Juan Barroso @ 2013

sábado, 6 de julio de 2013

Nunca veremos el mar. Juan Barroso.


Nunca veremos el mar
aunque nos mojen las olas.
Somos la fase lunar
de una oscura caracola
que gira contra la luz
en ciega espiral de horas.

Yo desalo epifanías,
Ojos en salmuera secos,
de anunciadas profecías
tu te escuchas en el eco
del corazón eclipsado
en viejo poema hueco.

Nunca veremos el mar
que se oculta tras las olas.
A lo lejos muere el sol
en un rojo que enamora.
Tu te escuchas en el eco
Yo versifico a deshora.

Juan Barroso @2013

domingo, 30 de junio de 2013

Cuando miro mi sombra. Juan Barroso.



Cuando miro la sombra que me sigue,
atada a mí durante el día,
veo la solar radiografía
de ese otro ser
que sin serlo me acompaña.

Es otro yo de amistad ciega
caminando tras de mí, cuando camino,
cegado por la luz que me proyecta
en plano cenital a horizontal tierra.

Se amolda a la pendiete en mi camino,
trepando a las paredes de tu puerta,
cuando el sol desciende a mis espalda
se crece por ver que la noche llega.

En la ausencia de luz mi sombra es todo,
nada en la noche a mi suerte le sujeta.
Mientras muero en el sueño de la idea
recorre en negritud la paz de tu calleja.

Regreso sombra crecido en la mañana
fresco de mar y húmedas tierras,
menguado cuando el sol está en lo alto
vuelvo a crecer cuando la tarde llega.

Cuando miro a esa sombra que me mira
veo en sus pasos la vida de cualquiera.
Baile de sombras que el sol nos va marcando,
monotonos compases de quimeras.

Juan Barroso @2013.

martes, 25 de junio de 2013

En el fondo del alma. Juan Barroso


Mientras que despacio vas matando este verano,
desde el centro descentrado de la idea,
si miras al fondo de tu alma ausente,
en esa pared desconcha que hay en frente,
donde el orin decolora los narcisos,
hay una puerta que parece una salida,
y un cartel de empuje nunca usado.

En ella un satánico triste crucifijo
cromado en negra sangre seca
que hiela la risa al rocio en la mañana.

En ese punto, verás a la derecha
el trono casi nuevo y defecado
de un dios padre siempre ausente
sin rastro del hijo que le hereda,
ni la paloma trinitaria en quien delegan.

A la sombría mano izquierda verás
que pendula ahorcado el proletario,
sus sombras cuelgan bajo el yugo
que miserables subyugan
la bondad interior del edificio
decorando el vacio metafísico.

Sobre esa bóveda de cristal
que tus neuronas cubren
en  vuelo circular unas polillas
revotan atraidas por tu idea.

Son polillas blancas de almas lunares,
amantes del rocío de vientre negro,
melanogaster en tanta teología
que esperan el feliz desanlace de la historia,
la apocalíptica la apertura de la puerta.

Y te animas y empujas como la letra dice,
y la puerta es un falso dibujo que te deja,
en la estacada, con dos palmos de narices.

Y es el muro un infinito bloque de granito
donde toda la oquedad es nada
y todas las salidas ya están tapiadas
siendo a la bóveda de cristal de tus neuronas
hacia donde todas las polillas angustiadas miran
junto con la melanogaster, musca del vinagre,
esperan que fermente el rancio néctar de la orina.

El verano despacio va muriendo
en el centro descentrado de la idea
la mirada ausente inanimada queda
sin alma sin luz sin esperanza.
habrá que desechar la ficticia idea.
El verano despacio va muriendo

Juan Barroso @2013

 

lunes, 17 de junio de 2013

¿Donde se rompió el poema? Juan Barroso


¿En que verso no rimó nuestro poema?
yo fuí la noche, tu eras el día,
tu la verdad, yo la poesía,
yo la incognita, tu el teorema.

Yo buscaba el sonteo, tu un verso libre
o una rima conjugada en asonate
de un arte menor, mas hilarante,
agua y cancion de verde mimbre.

No recuerdo el fonema deshilado
que el  tonto amor dejó a deshora
menguando estos versos deshojado.
Eso no fue amor sino es ahora.

No se que decir.
Yo ahora diría: abrazame fuerte,
lo mas fuerte que puedas

miércoles, 5 de junio de 2013

Poema: "Mira esta foto" Juan Barroso


Mira esta foto. ¿La ves?
 Hasta podría ser bonita. 
Si esos personajes fueran
de teatro fantasías.

Mira al hombre y su mujer.
 ¿que edad podían tener?.
 Parecen viejos.
 ¿No crees?
 Mira sus crías. 
¿Ves en ellas alegría?.
 Yo solo veo miedo y hambre.
 Ni educación ni poesía. 

Ya ves y pasaban hambre
 cuando la mar es tan rica.
Quizás comían morralla,
 lo bueno lo revendían.
 Con lo que venden pescado
 no tienen ni para camisas. 

Y esa niña, la major,
dentro de cuatro días,
por mil reales de ajuar
su padre la vendería.

Esta foto que es historia
nuca podrá ser bonita.
Esta terrible verdad
 tan lejos de la poesía,
suenan a tiempos pasados,
no tan lejos de hoy en día. 

jueves, 30 de mayo de 2013

Indignado. Es muy penosos ver. Juan Barroso.



Y es muy penoso ver 
cada día en Internet
que emprendedores activos
van buscándose aditivos
para torear la crisis.

Y te venden sin querer
pomadas y ungüentos varios,
 menos trasplantes de ovarios
porque es difícil de hacer,
te proponen un cartel,
un logo de indicativo,
mas muerto que redivivo.

 Pero que le vas hacer.
Son los tiempos del cuplé.
Cada cual vive a su modo.

No tenemos mas decoro
de lo que apenas se ve.

Son los tiempos del cuple.
Y que le vamos hacer.

Si eres un indignado,
yo te haré una camiseta,
no por doscientas pesetas,
es un precio desfasado.

Como somos indignados
yo te la imprimo sin iva,
para ti en un precio justos,
tu eres primo y yo a gusto
revoluciono el mercado.

Y es muy penoso ver
cada día en Internet
que esta crisis,
 que es de  todo,
te la comerás tu solo
sino te espabilas bien.

Es muy penoso de ver.
Esta vida es un cuplé
y lo bailarás tu solo.


Comentario:
 Pedonar. Yo bien sé lo complicado que es que ha estas horas de la tarde te vengan con letanías de problemas cotidianos. Con lo fácil que sería pulsar aquí "me gustaría", o que quizás lucharía, por los Derechos Humanos. Ya sea de aquí o el Cubano. 

Con lo fácil que sería que el Jesús de la Agonía me diera un sueldo cristiano. Con lo fácil que sería ser un Cristo Nazareno, no para sufrir, no es bueno, sino para la alegría. Y repartir bendiciones en Internet cada día. Pero hasta aquí quien leería tan pesada letanía  Dame Dios 1000 bendiciones que mis pobres oraciones son sujeto y predicado y algún verbo intercalado para que rime en poesía. 

Es tan penoso de ver cada día en Internet lo que tu ves cada día

30 de mayo de 2013.

Juan Barroso

Ando buscando remeros. Poema breve. Juan Barroso.


A este Quevedo se le fue la olla. Juan Barroso


lunes, 27 de mayo de 2013

Mi indignación del día. Juan Barroso.



Mi indignación del día.

Estoy harto de brujas, 
curación y santería. 
Harto de supercherías
 que intoxican  cada día 
millones de corazones.  

Hasta los web´os estoy 
que pongan invitaciones
 de compartir oraciones 
y que pulses un "me gusta" 
chantajista de emociones.
 Un que si aquí me pulsas
 te daré mil bendiciones. 

Y citan a una virgen santa, 
tontas locas despeinadas 
o una panda de cabrones.
 No son creyentes de dios, 
pues tratan en mercancía, 
 miedos y supercherías, 
sin ningún respeto a dios.

 Estos no conocen dios
 o  ni a madre que los parió. 
Basta ya de redentores, 
de frases  almidonadas. 
Frases tontas que prosperan 
aún sin decirte nada, 
en gusto de los horteras 
o de loca almidonada. 

 Cuanto sabio trasnochado
 recomendando alegría, 
amor y sabiduría, 
cuando en realidad debían
 callar,
 estar encerrados 
o hacerse logotomía.

 Blasfemos adulterados
 que no han empleado un día
 en pensar  lo que sería
 callar con sabiduría .
Que en su fealdad no disponen 
 potestad de bendiciones. 
Tarados de apoplejía. 

Por aquí nos sobran de brujas,
 curación y santería.

jueves, 2 de mayo de 2013

Soneto del Místico Ateo. Juan Barroso.






Soneto del místico ateo
A un dios autista.

Para visualizar vídeo en Youtube
http://www.youtube.com/watch?v=Pq_JeTyQ5LM&feature=youtu.be



Antes que la luz del tiempo, todo fue nada,
El ser sin ser era ausencia de si mismo,
Solo un torpe dios recreado en su onanismo,
Oscuro en su eterna soledad ensimismada.

Tanta ausencia comprimida en su egoísmo,
Hacía su agujero negro en místico centrado,
Se expandió sin ser nada al todo no creado
Después de tanto nada dormido en su mutismo.

Su semblante de tanta soledad es inhumano,
Se avergüenza mirar el mundo que ha creado
Y vaga triste, ocultando va su rostro entre sus manos.

Desde aquí, sufriendo con horror tu cataclismo
Del mundanal desenfreno en que habitamos
Te perdono y vivo amando lo que puedo en este abismo



Barcelona a 2 de mayo de 2013

A la luz de tu piel todo oscurece. Juan Barroso


Mas allá del pincel la mesa está servida.
Al color de tu piel todo oscurece,
Con la fresa en tu boca no resplandece
La luz que el pintor quiere dar vida.

Inspirado en un bodegón hiperrealista de Guiseppe Muscio.
Barcelona a 2 de mayo de 2013.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Soneto al Muro. Juan Barroso





Soneto al Muro

Al amigo lo encontró ese día 
Sobre el blanco muro reclinado.
El eterno dios de la herejía
Tiene raros eventos programados.

Y esa tarde casual el ser divino,
Clemente, bondadoso despistado,
Le hubiera puesto en el camino,
Maestro que el azar tiene amañado.

Pero el muro es una red tan engañosa,
Repleta de avatares disfrazados,
La amistad en la vida es otra cosa.

Solidarios del mundo a puñados,
En el muro la bondad es contagiosa,
En la calle cada hermano por su lado.

lunes, 29 de abril de 2013

La primavera al fin. Juan Barroso.




La primavera al fin.

Voy despacio hacia el mar.
La mañana es de abril.
Si la luz no entra en mí.
No es primavera.

A la orilla del mar
Yo cultivo un jardín.
Y a pesar del abril.
No es primavera.

Si la mar es morir
Soy un río caudal,
Donde iré a descansar.
Ya es primavera.

A pesar de la luz,
No hay camino a seguir.
Todo llega a su fin.
Es primavera.

La palabra muerta. Juan Barroso.




PARA VER VÍDEO EN YOUTUBE



La Palabra muerta.


La palabra desde ayer camina muerta. 
Murió al amanecer. La mató el ruido. 
En las feróces cuchillas de la imprenta.
De luto la amortaja el negro del asfalto.

La algarabía no te deja oír las fuentes.
Con el gusto a agua de la palabra queda.

La palabra ya esta muerta.

La palabra en el vacío se muere prematura.
En el diario golpeteo de las ruidosas prensas.
Se disuelve en esa Nada de la tinta desleída,.
Que propaga el comercio en colorida esquela.

En la calle no es el eco que de sí se espera.
Perdida sin más de un mal uso de voceros.

La palabra está muerta.

Sin más utilidad que el frío corta y pega.
En la fosa mercantil reposa abandonada.
Es un cuerpo empresarial en un osario.
No respira desde ayer. Es palabra muerta.

Solos en la noche la velan como amada.
Rimándose entre versos en almas de poetas.

Si supieras Machado. Tu palabra muerta.

lunes, 22 de abril de 2013

Carmen Parra. Desnuda de tiempo.

video

POEMARIO DESNUDA DE TIEMPO.





Sí ingenuamente garabatearas en mi pelo
dejando en ellos las palabras más sencillas
algo así cómo que me sigues queriendo
mas que a nada.
Que soy en tí la caricia.
Si miraras solamente mis ojos,
descubriendo que no hay mentiras,
y vertieras esa llovizna
de tu verbo, deslizándose despacio
en arrumacos por mi cuello,
débil y suave.
como hierba fresca que se fluctúa al viento.
Si pudieras decirme algo así cómo
que me necesitas;
que soy el nudo que te ata.
que soy tu paloma herida
que deja en tu ventana.
fogosidad y ternura infinita.
Que soy la flor que a ti se abre
en las mañanas benditas,
esas en las que dejas semilla,
alimentando mis amores y quimeras.
Si pudieras alguna vez decirme algo asi.

Vídeo poesía. En el corazón no hay nada. Juan Barroso. Poemas tristes



video

En el corazón no hay nada.
POEMA ZEN.

sábado, 20 de abril de 2013

Postal Poética: Voy conmigo.



Juan Barroso
Voy conmigo

Voy conmigo que comprendo
la soledad de este amigo,
de ese ser que lleva dentro
y que no encuentra sentido
a estas horas de la tarde
sino camina contigo.
He recorrido esas calles
a lo largo de la tarde.
El amigo bien me entiende
sin entender yo el sentido,
y a lo largo solo es tarde
con la soledad enfrente
siendo la tarde presente
no encontramos el camino.
Y la tarde se hace amable
sabiendo que soy conmigo.

Postal Poética. No le pido al tiempo horas. Juan Barroso




No le pido al tiempo horas,
ni una voz que me acompañe,
ya no se que más querer,
si no he querido bastante.
.
La tengo por bien tenida,
corazón tan desgastado,
voz que pesa en mi costado,
y que maulla a escondidas. 

A ese lado de mi cama,
No te quiero mal querer.

No quiero lo que ahora tengo.
Aunque no tenga el sustento
de tu boca, ni el aliento
de tu saber bien querer.

Amor de buena mujer.
No tengo tiempo ni horas
No te quiero mal querer.