jueves, 9 de febrero de 2012

Antoni Tapies: La Práctica del Arte. ( The Practice of the Art)

At Foll

El día 6 de febrero de 2012  falleció en Barcelona Antoni Tapies i Puig. Había nacido en diciembre de 1923. Le venció el tiempo.  "Lo blando siempre gana"

Un hombre más. No era un maestro consumado en técnicas academicistas. " Profeta, ni martir, quiso Antoni ser, y un poco de todo lo fue sin querer". No. No era un laborioso Antonio López, ni un Velázquez de nuestros tiempos. Antoni no tubo formación escolástica en los quehaceres de pintor, ni  falta que le hacía. Aunque cursó estudios de derecho, debió  intuir, y esto son cosas mías, que  los trabajos de un "pica barallas" (instigador de pleitos pobres en catalán) no era para él. Y comenzó a rumiar y a pensar y a soñar y le dio por el Arte. Y sería el azar el que marcaría su destino y sus trazos. 

 Con 18 años, en 1942, fue internado en el sanatorio Puig d´Olena por sus dolencias de tisis. Puede que en estos periodos cayera en sus manos algunos de los textos de Thomas Mann,: Cultura y Socialismo y El Artista y la Sociedad y otros de los posicionamientos de pensamiento crítico que corrían por la época. Eran tiempos febriles de ideas y teorías contrapuestas. De vanguardias y contra-vanguardias. 

(NOTA: Docuentándome más sobre Tapies, me consta que conoció la obra de  Thomas Mann. No podia ser de otro modo.)

A Antoni, y esto también son cosa mías,  le debió marear aquella locura de tendencias plásticas. En su libro La Práctica del Arte, en la página 9, (Editorial Ariel 1971),   dice Tapies: " Y no es por modestia. Siendo heredero y protagonista de  unos momentos en que todo está en crisis, continuo creyendo que el más aceptable de los sistemas consiste en no tener por principio ninguno. De modo que una teoría del arte, entre mis manos, se terminaría muy pronto"  Queda meridianamente claro que  Antoni Tapies no tiene un gran interés por La Teoría del Arte y se dedica de lleno, y escribe, sobre La Practica del Arte. Su primer libro no podía tener otro título.

En el capítulo IV de su obra La Práctica del Arte, LA TRADICIÓN Y SUS ENEMIGOS EN EL ARTE ACTUAL, al llegar a la página 65 se puede leer: " Hasta las actividades tenidas por modestas o inferiores por el hombre occidental, han de participar en un arte de vivir mas general. De esta manera podemos hablar ,pues, de un arte de barrer, de lavar platos, de disponer un ramo de flores,  de jugar o , incluso de un arte de hacer el amor."

Mi conocimiento de la existencia de Tapies también lo marcó el azar. Toda nuestra vida son brochazos que el tiempo da al azar y que al contemplarla a toro pasado tratamos de ordenar y dar sentido.

Un 23 de abril de 1978, estudiando aun Magisterio,  paseaba este torpe blogero por  Cáceres. En un recorrido cotidiano. De su casa, en calle Zurbarán 8 a la Plaza de los Portales. No recuerdo si era mañana o tarde, probablemente fuese mediodía, hora en que era costumbre tomarse unos vinos en El Miajón. Fuera como fuese, se paró este blogero a mirar un escaparate de la calle de Santo Domingo núm.  6, donde existía un pequeño local, atípico para esta provinciana ciudad. Librería La Chova.  Por estas fechas, este pertinaz blogero,  aprendiz de pintor a lo Sabina, soñaba con pintar y pintaba ansioso sin encontrar disciplina que encauzase su libido creativa. El único pintor integrado en el Colectivo Cáceres UNO no tenía más referencia que la revista mensual que compraba en calle Pintores, La Gaceta del Arte. Fue en esto que en el escaparate de la librería vio un librillo de bolsillo. Justo el de la portada que aquí se ve. La Práctica del Arte. !Que pedazo de titulo¡ Y el diseño de la portada.! Bestial ¡.  Me pareció revelador. Este podría ser todo mi Evangelio y lo fue. Ni sabía quien era este tal Antoni Tapies, pero el título y la portada ya exponían su contenido en una síntesis milagrosa de solo 193 páginas. El Indice de sus XVI capítulos lo corroboraban. Capítulo I - "Arte-Idea" pág. 17. Capítulo XVI - "Nada es mezquino" pág.179.  Este libro debía ser mio, pensé. Y lo es y lo conservo como oro en paño. Me costo 140 de las antiguas pesetas. Todo mi capital,  lo que tenía de mi paga semanal. Creo que ese día tomé los vinos de gorra. Puede que me encontrase a Fernando Carbajal, mi profesor de dibujo al que quiero tanto y que comprendía las carencias de liquidez , lo que hoy serías los activos tóxicos de un estudiante y solía pagar unas rondas de buen pitarra.

Hoy un profesor que invitara a vinos a un alumno podría ser llevado a los tribunales por corrupción de ALUMNOS. Mi profesor, si era algo, era bondad y yo un ávido receptor de ideas. De cualquier forma el delito hubiera prescrito. Bendito sistema para los que infringimos la ley. Ja ja.

Creo que Tapies caló tanto en mi ética estética que renuncie a vivir de la pintura, sobreviviría de otros oficios, que ni mencionar quiero y  me dediqué a Ella, Pintar,  por el mero placer de Practicar el Arte, como un místico taoista. La pintura no tiene que doblegarse ante nada ni nadie, ni si quiera al espectador más devoto. Esto es lo que hago, esta es mi obra y si no le gusta márchese, como diría el magistral Fernando Fernán Gómez: "Pués no me admire. Yo no pido que me admiren. A la mierda". Si de la actividad artística dependes para comer, estas perdido, lo que debería se goce se convierte en sufrimiento y obligación. Al hacer el amor por dinero te prostituyes. Si miras Una noche en el Nilo quizas entiendas lo que digo.

Pero esta entrada tiene como fin habla de Antoni Tapies y su obra, y la mejor manera de habla de Tapies es mirar a Tapies. 






















IMPORTANTES: Las imagenes expuestas tienen un fin de divulgación cultural sin animo de lucro.Tomadas de Internet quedan reservados los derechos de sus propietarios.

3 comentarios:

Pitu dijo...

Molt bé avi

Abu Barras dijo...

Gracias Pitu

NIKI dijo...

Gran artista Tàpies...